Curso Esencias Florales
Curso Esencias Florales
 

 
Curso Esencias Florales
Características y Clasificación
Los Siete Epígrafes
Particularidades de cada Esencia
Preparación
Diagnóstico y Prescripción
Técnicas Complementarias
imagen
Realizado por Ramón De Colubi
Transcrito por Lucio Morandini

El Dr. Bach, postula la existencia de una polaridad básica entre dos instancias: el Alma y la Personalidad.

El Alma, constituye la permanencia, la inmortalidad, lo trascendente, la energía esencial. Su meta es alcanzar la perfección, siguiendo un camino de evolución, esta evolución va desde la carencia a la totalidad, del error a la verdad, de la ignorancia al conocimiento y del defecto a la virtud.

La Personalidad, es lo transitorio, lo mortal, el accidente y lo inmanente. nuestra vida actual no es más que un momento en este proceso. El ser humano encarna a fin de obtener conocimiento y experiencia y así corregir errores, defectos y faltas, y vivir es la oportunidad de poder seguir el camino para su perfeccionamiento. Y la enfermedad, constituye un importante instrumento para el crecimiento de su nivel de conciencia.

Bach decía: “... la enfermedad, en apariencia tan cruel, es en sí beneficiosa y existe por nuestro bien, y si se la interpreta correctamente nos guiará para conseguir nuestros defectos esenciales”.

Para poder realizar una correcta interpretación, señalaba unas verdades fundamentales resumidas así:


El hombre tiene un alma que es su ser real.

Somos personalidades y existimos para lograr conocimientos y experiencias.

Nuestra vida no es más que un momento en nuestra evolución.

El conflicto entre el alma y la personalidad es la causa de la enfermedad e infelicidad.

La unidad de todas las cosas forman un gran sistema basado en el Amor.


Bach, insistía en la importancia del concepto que debía tenerse de la enfermedad, la considera como parte de un proceso y de un proyecto. Su teoría se basaba en los siguientes postulados:


1) La enfermedad no es un mal a suprimir sino un beneficio a comprender. Nos indica que tenemos que aprender una lección. Es la expresión manifiesta de un defecto a corregir. No se tiene enfermedad, se es enfermo.

2) La enfermedad es consecuencia de un conflicto. Es el fruto de un conflicto entre el alma y la personalidad. Representa la lucha entre la voluntad de transformación y la voluntad de conservación.

3) La enfermedad es producto de la acción de factores personales y transpersonales. Como factores personales se tiene el egoísmo, la tendencia hacia la disociación, etc. Y como transpersonales, el pasado previo de otras vidas, que pueden predisponer a la emergencia de síntomas específicos.

4) La enfermedad no es material en su origen: Lo que se conoce como enfermedad es el último resultado en el cuerpo, el producto final de fuerzas profundas y duraderas. Las enfermedades son defectos, el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia. Detrás de cualquier síntoma físico o psíquico hay algunos de estos defectos.

5) En la enfermedad no hay nada accidental: No debe verse como obra de la casualidad, sino de la causalidad. Así por ejemplo la soledad, las ideas torturantes están relacionadas con el odio; los dolores son expresión de la crueldad, etc.


El enfoque terapéutico ideado por el Dr. Bach comprende la doble condición de ser holístico y clínico. Holístico, ya que responde a una concepción integral del ser humano y de su relación con el Universo, y Clínico por tener como objetivos aliviar el dolor, la concentización hacia la introvisión, así como la individuación.


Para ello, el enfoque debe ser sistematizado así:

1) La prevención y curación de la enfermedad, se logra descubriendo lo que la causa y erradicando el defecto con el recto desarrollo de la virtud opuesta.

2) No nos fijemos en la enfermedad, sino solo en como ve la vida el enfermo.

3) La cura debe estar orientada a restablecer la armonía entre el alma y la mente, lo que ayuda al paciente a conocerse y descubrir los motivos de la enfermedad, y además la administración de los remedios deben llevar al cuerpo y a la psique a recobrar fuerzas y serenarse.

4) La salud de la humanidad depende de la comprensión de los principios que rigen el universo.

5) La curación no debe limitarse a la supresión de síntomas sino también, el cambio de perspectivas del enfermo, hacia la recuperación de la paz mental y la felicidad interna.


La parte histórica de las Esencias Florales del Dr. Bach, así como relatos de los momentos cruciales de su vida, han quedado expuestos con ciertas amplitud en otro material de apoyo intitulado Terapia Original de las Flores de Bach, en el cual se intentó a más explicar el Postulado Filosófico del Dr. Bach y de su obra.

Los remedios florales del Dr. Bach son absolutamente benignos en su acción, nunca pueden producir una reacción desagradable en circunstancia alguna. En consecuencia pueden prescribirse con seguridad, y todos pueden usarlo y esa fue la intención del Dr. Bach: “que el hombre pudiera encargarse de su propia curación”.



“La enfermedad, en sí, es beneficiosa, y tiene por objetoel devolver la personalidad a la voluntad Divina del Alma”.

E. Bach
imagen
Volver
Grupo Kairós

E-Mail
Me interesa tu opinión